19/12/2012

Green Day cierra su trilogía con un apagado ‘¡Tré!’

Green Day publica ¡Tré!, la última parte de su trilogía, casi de tapadillo. Se edita tan solo un mes después que ¡Dos! y sin ningún single con el que darlo a conocer, confirmando así que el proyecto se ha ido desgastando por el camino y que la banda quiere darlo por zanjado antes de lo previsto. Con ¡Tré! escuchado, se puede decir que no tenían canciones tan potentes para hacer tres discos.
Uno de los problemas que acarrea este álbum son sus predecesores. Al haber lanzado tanto material en apenas tres meses, es fácil compararlo entre sí y ver como varios de los temas de ¡Tré! no aportan nada nuevo y siguen una fórmula perfectamente intercambiable con ¡Uno! y ¡Dos!. Sucede, por ejemplo, con Sex, Drugs & Violence o A Little Boy Named Train. Queda en evidencia, pues, cualquier idea de que los discos se editan por separado porque el sonido de cada uno es distinto.
Lo predecible abunda en este trabajo que parece recoger lo menos inspirado del grupo durante las sesiones de grabación de la trilogía. Missing You o Amanda son ese tipo de canciones que Green Day compone fácilmente y quizá en poco tiempo, de modo que ofrecen lo más básico, por mucho que la última sea breve e incluya algún truco de guitarra llamativo. También está 8th Avenue Serenade, que partiendo de una idea atractiva se queda en una composición simplemente correcta, o la acústica Drama Queen, cuya melodía es coqueta.
Por momentos recuperan la energía de la que hacían gala en ¡Uno!, como en 99 Revolutions, dedicada al movimiento Occupy, o en la reflexiva X-Kid, donde el grupo habla sobre su estado actual con frases tipo “Eres insensible a tu vieja gloria, pero ahora se ha ido” o “No eres tan joven, pero aún eres tonto”. Incluso se permiten jugar con el ritmo y los cambios de melodía en la desenfadada Dirty Rotten Bastards. El resultado son seis minutos y medio de canción que ofrece algunos de los mejores momentos del disco.
Más alejados de su registro habitual se muestran en Brutal Love. La excelente combinación de rock, soul y doo-wop hace que sea una de las canciones más destacables. Lo contrario pasa con The Forgotten. Han querido hacer una bonita balada a piano con muchas cuerdas, pero termina siendo olvidable.
¡Tré! no es un mal disco, pero tampoco aporta demasiado a la trilogía. De hecho, hay pocas canciones que llamen la atención, ya que o bien son solo correctas o bien parecen descartes de sus predecesores. La sensación final con todo este proyecto es que lo más acertado habría sido agrupar las mejores canciones de cada disco en uno solo que fuera más sólido, corto y disfrutable. Como no ha sido así, la solución pasa porque los oyentes se hagan sus propias listas de reproducción o álbumes eligiendo sus temas favoritos. Para algo nos han dado 37 canciones.

Nota: 5,5
Destacamos: Brutal Love, Dirty Rotten Bastards, 99 Revolutions

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Facebook Favorites
Licencia de Creative Commons
One Hit Wonder Factory by One Hit Wonder Factory is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License. Tienes derecho a distribuir y copiar los textos publicados siempre y cuando cites esta fuente como autora. Lee tus derechos en la web.